El efecto del que es capaz este vídeo demuestra que SOMOS ADICTOS A LOS ROSTROS HUMANOS.

Aunque el vídeo resulta un poco largo (mas de 4min 🤔), la sucesión de caras emocionadas, compungidas y casi sobrepasadas por la grandeza de la obra que están contemplando, tiene una belleza y una capacidad de emocionar que engancha y emociona.

De hecho, funciona TAN bien  que creo que incluso sobrepasa el propósito de la campaña (promocionar la subasta de esta pintura). Esta pieza por si sola puede considerarse como una obra audiovisual muy singular .

 

«JUGANDO A IMAGINAR» OTRAS LECTURAS PARA ESTA PIEZA

 

Tomando esta pieza como una obra audiovisual «separada» y dejando a un lado su propósito original (promocionar la subasta de la pintura), se me ocurren otras «lecturas» para esta pieza, u otras posibles causas por las que todas estas personas podrían estar mostrando todas esas emociones tan intensas:

  • Estar contemplando el Fin del Mundo , mientras se lamentan con melancolía y profundo remordimiento el no haber tomado medidas cuando todavía estaban a tiempo de evitar que ocurriera esta catástrofe.
  • Estar contemplando sus propias vidas, sus faltas, sus desencuentros, sus decepciones, sus derrotas, sus abrazos no devueltos…
  • Estar contemplando la imagen que de ellos tienen sus seres queridos o amigos, y horrorizándose o extrañándose de no reconocerse en esas imágenes…

Etc, Etc, Etc…

 

NO VER EL «MONSTRUO» = IMAGINAR EL «MONSTRUO»

 

Este carrusel de rostros emocionados genera una reacción automática de «rellenar el hueco» y nos hace tener que imaginarnos nosotros qué están viendo todas estas personas, y así hacernos una idea de porqué les afecta tanto, ya que finalmente el cuadro de DaVinci no se llega a ver en el vídeo.

Es el viejo truco de, por ejemplo, las películas de suspense y terror: da mas miedo ver una cara REALMENTE asustada 😱, que el motivo de esa estupefacción.

PSYCHO

Las emociones son contagiosas y pueden servir para hacer conectar y empatizar con multitud de propósitos, ya sean comerciales, humanitarios o didácticos.

 

GENERAR CREDIBILIDAD, EMPATÍA Y CONFIANZA «DANDO LA CARA»

 

Está comprobado que las fotos en redes sociales en las que aparecen rostros reciben mayor nº de «Me gusta» y comentarios. Esto lleva años usándose en todo tipo de medios visuales, desde la ficción (cine, TV, etc..) como obviamente en publicidad, campañas de imagen de marca, etc…

Ver rostros nos ayuda a conectar, a interesarnos, y por tanto a ser mas «permeables» a empatizar y ser persuadidos por el mensaje que nos quieren contar, ya sea una historia de ficción (conectar con los personajes gracias a su acting y su apropiado lenguaje corporal) como un mensaje publicitario.

 

MOSTRAR PERSONAS Y CARAS REALES Y NO «FANTASMAS»

 

Pero claro, hay «rostros» y «rostros», de la misma forma que hay «personas» y «personajes» 😉.

En el ámbito de las comunicaciones corporativas o de eventos, hace tiempo que ha caído en desuso el utilizar fotos o vídeos «de stock», ya que en muchos casos pueden resultar irreales, artificiales y generar mas desapego que empatía.

Por poner algunos ejemplos «extremos», están por ejemplo los vídeos de stock de gente tipo «Super Happy Bussiness man», que parece que triunfan en Wall Street con solo levantarse de la cama 🤔 … cuando realmente parece que se han tomado unos cuantos cafés de mas y sobreactuan demasiado:

O esas fotos de «apretones de manos» super enérgicos y super profesionales y que dan a entender una supuesta imagen de éxito profesional y de estar cerrando acuerdos super mega increíbles…

Mas allá de la coña 😄 , es preferible que las comunicaciones corporativas sean a base de fotos o vídeos que, siempre realizados por un profesional (autobombo 😙 !!) sean contenidos mas «honestos» y realistas, mas verídicos y fieles a la imagen real de la empresa o evento, la gente que trabaja allí o cómo discurrió el evento, etc…

Se trata de promocionar y controlar el mensaje y la imagen que se da, cuidando que sea percibida como una comunicación «oficial» y profesional, pero utilizando una imagen cercana que genere empatía y ganas de «conectar».

Ahí entraría en juego el papel de la empresa o evento en su comunicación y difusión a través de las redes sociales.

Puedes tener contenidos audiovisuales muy buenos, pero si luego la comunicación «persona a persona» no es satisfactoria, no terminas de completar la deseada conversión para que un «espectador» 🤓 se convierta en un «cliente» 🛒 o en un «asistente» 👤 a tu evento.

 

CAPTAR LA ATENCIÓN Y GENERAR EMPATÍA = CONSEGUIR QUE EL MENSAJE LLEGUE E INTERESE

 

De modo que empatizar y conectar con la audiencia SI 👍, pero sin caer en la sobreactuación y utilizando un lenguaje claro y natural, tanto visual como comunicativamente (lenguaje «enrevesado» tipo «Político que habla mucho y dice poco», NO ✋⛔️ , please).

Lo que nos lleva de nuevo a la limpieza, claridad y contundencia de esta campaña de «The Last DaVinci (Salvator Mundi)»:

 

SOMOS ADICTOS A… NUESTRA NECESIDAD DE PERTENENCIA A GRUPOS

 

El no ver qué es lo que está causando esa fascinación en la gente, nos cautiva y nos engancha, y nuestra empatía poco a poco se «contagia» de esa fascinación, incluso a pesar de que tenemos que imaginarnos nosotros mismos cuál es la fuente de la misma.

Es por eso que somos «adictos» a conectar con las emociones que vemos en los rostros de los otros. No podemos quedarnos indiferentes ante tanta emoción en esas caras.

Instintivamente anhelamos sentir lo mismo que ellos, sentir que formamos parte de ese «algo» que estamos viendo, en este caso, que formamos parte de toda gente que está viendo el cuadro.

No en vano ya se demostró que la necesidad de pertenencia a grupos es una de las necesidades básicas de los humanos.

De modo que nuestro prodigioso cerebro tiene que hacer el «malabarismo» de inventarse qué es eso tan maravilloso que están viendo, y así es capaz de generar un simulacro dentro de nuestros cerebros de esa sensación de fascinación tan maravillosa que parecen estar experimentando todas esas personas.

Big Bang Theory Brain

Así, aun siendo solo espectadores que ven este vídeo y ese mosaico de personas impresionadas, conseguimos sentirnos unidos a todas esas personas, aunque sea sintiendo «solo» un «simulacro» (generado por nuestro cerebro) de esa fascinación que estamos viendo.

Aparentemente en el vídeo «solo» se ven caras, pero consiguen cautivarnos, intrigarnos y captar nuestra atención y nuestra empatía para sentir lo mismo que ellos y sobre todo… para saber qué están mirando 😲!

ACTUALIZACIÓN: este es el cuadro en cuestión (Wikipedia):

Leonardo da Vinci or Boltraffio (attrib) Salvator Mundi circa 1500.jpg
De atribuido a Leonardo da Vinci[1], Dominio público, Enlace

Y ha sido subastado por la friolera de mas de 450.000.000 $ 😱.

Hablando de rostros y expresiones, a eso lo llamo yo «Tener una cara de 450.000.000 $ 😉 !!!

2 comentarios en “Somos adictos a los rostros – Campaña «The Last DaVinci (Salvator Mundi)»

  1. La campaña audiovisual que gira en torno al último cuadro de Leonardo Da Vinci es totalmente genuina. Las miradas de los figurantes hacen protagonista a cualquier evento que la audiencia pueda imaginar. Aún sabiendo que todos están en un museo, contemplando un cuadro, el rango de expresiones tan variado que la cámara consigue captar invita a buscar dicha imagen en Internet para poder juzgar por nosotros mismos y ser parte de todos los espectadores.
    La edición, el movimiento del cámara, los colores, las lágrimas, la sorpresa, lo inaudito… La compresión de la multitud de gestos hacen del vídeo una obra de arte.
    Esta es solo una muestra más de la grandeza y el poder de este medio de comunicación, expresión, entretenimiento y difusión, entre otras muchas características.
    Muy enhorabuena por la entrada, muy clara y explicativa. Excelente aporte.

    Le gusta a 1 persona

    • ¡Muchas gracias por comentar 👏😄 !

      Efectivamente el impacto de esta campaña reside a la vez en su simplicidad y en su contundencia: «solo» muestra un carrusel de caras impresionadas… pero ¡menudo carrusel y menudas emociones!

      Es imposible permanecer impasible y no contagiarse de esa sensación de estar contemplando algo grandioso, lo que por extensión, ¡convierte a la campaña también en algo grandioso 😉 !

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s